miércoles, 30 de mayo de 2012

ELIZABETH TAYLOR


Elizabeth Taylor, también llamada más coloquialmente Liz Taylor (Hampstead, Londres, Reino Unido, 27 de febrero de 1932 - Los Ángeles, Estados Unidos, 23 de marzo de 20112 ) fue una actriz inglesa que desarrolló su carrera en Estados Unidos, principalmente con largometrajes para los grandes estudios de Hollywood, aunque trabajó también —de manera más ocasional— en teatro y televisión. Entre los múltiples premios que ganó por su desempeño actoral se hallan: tres Premios Óscar (uno de ellos honorífico), cinco Globos de Oro, tres premios BAFTA británicos y el David de Donatello. Gracias a una condecoración de la reina Isabel II de Inglaterra (Dama Comandante del Imperio Británico, DBE) recibía el tratamiento de Dame, equivalente del masculino Sir. En su madurez se volcó en el activismo a favor de causas humanitarias, especialmente la lucha contra el sida. Reconocida por su espectacular y deslumbrante belleza, con ojos de un rarísimo color violeta, y por su actuación en películas como La gata sobre el tejado de zinc, Cleopatra o ¿Quién teme a Virginia Woolf?, desde la década de 1950 se erigió como uno de los mitos del Séptimo Arte. Fue también sumamente popular por su tormentosa vida privada y su pasión por las joyas. En 1999 el American Film Institute la nombró como la séptima mejor estrella femenina de los primeros cien años del cine norteamericano. 

Taylor nació en Hampstead, Londres, hija de Sara Sothern, una actriz vocacional, y Francis Lenn Taylor, un marchante de arte estadounidense. Poco antes de la Segunda Guerra Mundial la familia regresó a Estados Unidos, gracias a lo cual Elizabeth contó con doble nacionalidad, británica y estadounidense. Su madre siempre quiso que fuera una estrella, así que desde muy pequeña la llevó a grabar anuncios, cameos en películas, etc. De ahí que Taylor siempre haya dicho que ella no quiso realizar una carrera como actriz, sino que ésta le fue impuesta por su madre. 

Tras participar en varias comedias de escasa calidad, se hizo famosa a la edad de 12 años con la película de tema hípico National Velvet (Fuego de juventud, 1944) con otras dos figuras emergentes: Mickey Rooney y Angela Lansbury. Era una estrella ya en la adolescencia; con 14 años rodó El coraje de Lassie, una de las varias películas sobre dicha mascota, y poco después obtuvo un papel destacado en la adaptación de la novela Mujercitas dirigida por Mervyn LeRoy (1949). Su siguiente gran éxito sería El padre de la novia (1950), junto a Spencer Tracy y con dirección de Vincente Minnelli. [editar]Consagración artística Elizabeth Taylor en el filme Cat on a Hot Tin Roof (1959). Las perspectivas de la carrera de Taylor mejoraron con sus trabajos en Un lugar en el sol (1951) con Montgomery Clift, Ivanhoe (1952) con Robert Taylor y Joan Fontaine, La senda de los elefantes (1954), La última vez que vi París y especialmente cuando fue elegida para actuar, junto con James Dean y Rock Hudson, en Gigante (1956). Posteriormente fue nominada al Premio Óscar en la categoría de "Mejor actriz", por su trabajo en El árbol de la vida (1957), ambiciosa producción ambientada en la Guerra de Secesión, pensada para emular el éxito de Lo que el viento se llevó. En el apogeo de su belleza, protagonizó junto a Paul Newman el drama romántico Cat on a Hot Tin Roof (La gata sobre el tejado de zinc, 1958), adaptación de la obra teatral homónima de Tenessee Williams. Recibió múltiples críticas positivas, su segunda nominación al premio Óscar por «Mejor actriz» y su primera candidatura al galardón BAFTA como «Mejor actriz británica». 

Durante las décadas de 1950 y 1960 se convirtió en una de las mayores estrellas del firmamento de Hollywood gracias a su presencia en los títulos citados y en otros como Suddenly, Last Summer (De repente el último verano, 1959) junto a Katharine Hepburn y Montgomery Clift (que le proporcionaría su primer Globo de oro y otra nominación al Óscar). Taylor y Clift mantuvieron una estrecha amistad hasta la muerte del actor en 1966. Con Una mujer marcada (1960), donde encarnaba a una prostituta de lujo, Elizabeth Taylor se llevaría su primer Óscar a la mejor actriz, tras sumar cuatro nominaciones en años consecutivos, un récord sólo igualado por Marlon Brando. A finales de la década de 1950 se acentuó su rivalidad con Marilyn Monroe, la otra gran estrella de los estudios 20th Century Fox, si bien se especializaron en diferentes papeles: Taylor optó por personajes atormentados, temperamentales y problemáticos, y Marilyn se hizo famosa como prototipo de sex symbol, mayormente en comedias. Su categoría de estrella quedó reforzada con la película más cara en la historia hasta entonces: Cleopatra (1963). Por esta película, Elizabeth Taylor fue la primera actriz que firmó un contrato por la suma (para entonces astronómica) de un millón de dólares. Sin embargo, varias peripecias la llevaron a superar este récord: los múltiples retrasos y contratiempos del rodaje, y un porcentaje de la taquilla contemplado en su contrato, motivaron que ella terminase cobrando su sueldo multiplicado por siete. 

Fue en el rodaje de esta película donde conoció a Richard Burton; iniciaron un romance estando ambos casados, lo que provocó un enorme escándalo. Elizabeth Taylor interpretando a Cleopatra en la película homónima estrenada en 1963. A partir de mediados de la década de 1960 su participación en el cine fue perdiendo pujanza, aunque aún tuvo ocasión de intervenir en varias películas de relieve, como La mujer indomable (dirigida por Franco Zeffirelli), Reflejos en un ojo dorado con Marlon Brando (bajo la dirección de John Huston) y ¿Quién teme a Virginia Woolf?, de la que se dice es su mejor interpretación, al lado de su marido Richard Burton. Por este trabajo, que en cierta manera reflejaba las desavenencias reales de sus protagonistas, Taylor recibió su segundo Óscar a la mejor actriz. 

 A partir de la década de los 70 la carrera de Taylor en el cine decayó claramente, por lo que comenzó a tomar parte en televisión y teatro. La primera película rodada para la televisión en la que participó fue Divorce His - Divorce Hers, de 1973, donde compartió escena con su entonces esposo Richard Burton y fue dirigida por Waris Hussein. Se trató de un drama en el que el matrimonio conformado por Jane y Martin Reynolds llega a su fin tras 18 años. En 1976, rodó junto a Ava Gardner y Jane Fonda El pájaro azul, película para el público infantil dirigida por George Cukor, que recibió reseñas neutras y comercialmente no le fue bien. En 1977, actuó junto a Diana Rigg y Len Cariou en la adaptación cinematográfica de la obra musical A Little Night Music (Dulce Viena), con guion de Ingmar Bergman y dirección de Harold Prince. Recibió mayoritariamente críticas negativas. Más tarde, protagonizó El espejo roto (1980), basada en un relato de Agatha Christie, junto con Angela Lansbury, Tony Curtis, Kim Novak y, su amigo personal, Rock Hudson, bajo la dirección de Guy Hamilton. Se trató de un largometraje que recibió buenas críticas. A partir de la década de 1980, las apariciones de Taylor en la televisión se acrecentaron considerablemente, siendo invitada para participar en diversos programas como General Hospital, Hotel y All My Children. Posteriormente protagonizó, junto con Jane Alexander, la película para televisión Malice in Wonderland, de 1985. Allí hizo el papel de la periodista Louella Parsons. 

En 1985 participó brevemente en la serie Norte y Sur, exitosa superproducción ambientada en la Guerra de Secesión con un amplio elenco que incluía a Patrick Swayze, Kirstie Alley, David Carradine, Olivia de Havilland, Robert Mitchum y Gene Kelly. Asimismo participó en varias obras de teatro, como The Little Foxes, llevada a cabo en las ciudades de Londres y Nueva York (en Broadway); y Private Lives, con dirección de Noel Coward y con su ex esposo Richard Burton como protagonista. Tras aparecer en los telefilmes There Must Be a Pony (1986) y Poke Alice (1988), actuó en una adaptación de la novela Dulce pájaro de juventud (1989). [editar]Última etapa Taylor junto a Thomas Ammann, en junio de 1991. En 1989, Taylor participó, junto a Mark Harmon, Valerie Perrine, Ronnie Claire Edwards y Rip Torn, en Dulce pájaro de juventud. Basada en la novela homónima de Gavin Lambert, se trató de una película para televisión dirigida por Nicolas Roeg. La actriz también prestó su voz a varias series animadas; en The Simpsons le puso la voz a Maggie Simpson en el episodio titulado "Lisa's First Word" (1992) y se interpretó a sí misma en otro capítulo al año siguiente, mientras que en Captain Planet and the Planeteers hizo el papel de la Srta. Andrews. En 1994 actuó en su última película cinematográfica: Los Picapiedra, de Brian Levant, taquillera adaptación de la serie de dibujos animados que contó con la actuación de John Goodman, Rick Moranis, Elizabeth Perkins, Rosie O'Donnell, Kyle MacLachlan y Halle Berry en los papeles principales. Su interpretación recibió críticas mayoritariamente negativas. Luego de interpretarse a sí misma en la comedia de situación The Nanny (1996), se retiró de la actuación con el tele-filme These Old Broads, de 2001, dirigida por la actriz Carrie Fisher y con un reparto que incluía a Debbie Reynolds, Shirley MacLaine y Joan Collins. 

 En marzo de 2003, Taylor rechazó la invitación que le realizó la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas para asistir a la 75ª Ceremonia de entrega de los premios Óscar como muestra de su oposición a la Guerra de Irak. El 1 de diciembre de 2007, la actriz participó de una función benéfica de la obra teatral Love Letters, donde compartió escena con James Earl Jones. Las entradas tenían un costo de 2.500 dólares. La recaudación fue destinada a la fundación de Taylor. 

]Mucho más que «una actriz» Liz Taylor debió una parte no menor de su celebridad a su agitada vida, pero su carrera actoral es de gran valor por sí misma. Recibió dos premios Óscar, por Una mujer marcada (1960) y por ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966), y tres nominaciones más, todas ellas en la categoría de mejor actriz principal. 

Su primera nominación fue por la película El árbol de la vida en 1957 y estuvo nominada los siguientes tres años, hasta que en 1960 se lo concedieron. Alcanzó el récord de cuatro nominaciones en años consecutivos, como el actor Marlon Brando. Ya en su madurez recibió un tercer Óscar, honorífico. Fue una estrella calificada por los medios anglosajones como «bigger than life»: una estrella mayor que la vida misma. Es una recordada leyenda femenina del Hollywood clásico, gracias a su belleza muy fotogénica, a una larga lista de películas relevantes con notables actuaciones y a un turbulento historial sentimental. Supo explotar con maestría su turbador e innegable atractivo sexual y dio que hablar a través de sus romances polémicos. A raíz de su romance con Richard Burton (estando ambos casados con otras parejas) un periódico del Vaticano la acusó de «vagar erótico», frase que inundó los titulares de todo el mundo. Burton salió en su defensa, afirmando de ella que había tenido solamente cinco parejas, todas conocidas, mientras que otras divas de Hollywood se acostaban con cualquiera en la primera noche (si bien manteniéndolo en secreto). Otras fuentes allegadas a la actriz coinciden al describirla como bastante convencional en el amor: dicen que, si se casó ocho veces, fue porque no era proclive a aventuras fugaces y quería formalizar cada nueva relación con una boda. Es, probablemente la actriz que fue declarada «la más hermosa del mundo» en más ocasiones que ninguna otra, incluso superando al llamado «animal más bello del mundo», Ava Gardner. Su rostro se convirtió en símbolo de perfección durante décadas, desde su adolescencia en los años 40 hasta su madurez bien entrada la década de los 70. Tan famosa por su carrera cinematográfica como por su vida sentimental, Liz Taylor ha sido objeto de la prensa rosa por sus constantes divorcios y matrimonios y por sus problemas de salud: consumo excesivo de alcohol, obesidad (llegó a pesar casi 90 kilos, a pesar de su corta estatura), una lesión de columna que requirió diversas operaciones y un tumor cerebral. En sus últimos años acudía a actos públicos en silla de ruedas. Célebre también por sus labores humanitarias en la lucha contra el sida desde la muerte de su amigo Rock Hudson, colaboró con una sociedad dedicada a la lucha y la investigación de este grave síndrome. Fue por este motivo galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1992. Además ese mismo año participó en el concierto en tributo a Freddie Mercury, hablando acerca de la prevención necesaria para combatir el SIDA. [editar]Matrimonios y joyas Taylor en septiembre de 1985. Elizabeth Taylor les debió parte de su notoriedad mundana a sus ocho matrimonios, en lo que rivalizó con Zsa Zsa Gabor. Aunque tal sucesión de bodas dio pie a chistes y comentarios sobre la presunta voracidad sexual de Taylor, allegados de la actriz afirman que en realidad es muy convencional y que «se casó tantas veces, porque tiene una rara costumbre: se casa con todos con los que se acuesta» 

A los dieciocho años contrajo matrimonio con Conrad Nicholas Hilton, con quién estaría casada sólo un año. Su segundo matrimonio fue a los veinte años, con el actor británico Michael Wilding, con quien tuvo dos hijos. A los 24 años ya estaba separada nuevamente. Su tercer matrimonio fue con el productor de cine Mike Todd, quien un año después murió en un accidente aéreo (1958). Con Mike tuvo a su tercera hija. Después de un periodo de tan sólo seis meses de viudez conoció, en 1959, al mejor amigo de Mike Todd, el cantante Eddie Fisher, casado por entonces con su mejor amiga Debbie Reynolds. Su relación fue inicialmente amistosa, pero Fisher se prendó de ella y decidió abandonar a su mujer. La nueva pareja contrajo matrimonio en medio de uno de los escándalos más sonados de la época. Para esta boda la actriz se convirtió al judaísmo, la creencia de Fisher. Liz Taylor fue tachada de «roba-maridos», si bien ya en su madurez, ella y Debbie Reynolds se reconciliaron. En 1962, en la filmación de Cleopatra, Taylor conoció al actor Richard Burton, quien fue su gran amor, con quien después se casó y se divorció en dos ocasiones y con el que adoptó a su cuarta hija. Sus constantes discusiones, su carácter borrascoso y sus polémicas declaraciones fueron la causa de grandes escándalos. Ríos de tinta corrieron desde el inicio de la publicitada película, hasta su divorcio en 1974, su reconciliación en 1975 y su nuevo divorcio en 1976. Burton la agasajó con fastuosas joyas, como el diamante amarillo Krupp y la Perla Peregrina, que antaño perteneció a Felipe II y fue reproducida por Velázquez en varios retratos reales. Cuando esta joya salió a la venta y la compró Richard Burton, desde España se intentó entorpecer la operación, afirmando que era falsa. Pero es sin duda más famoso el diamante Taylor-Burton de 69 quilates, comprado en 1969 por 1,2 millones de dólares. Ya en los años 80, Liz lo revendió por el triple y destinó el dinero a fines benéficos en África. En diciembre de 2011, fallecida ya la actriz, sus joyas y valiosos vestidos se subastaron, alcanzando cifras astronómicas. Su séptimo matrimonio fue con el senador John W. Warner, con quien tuvo un matrimonio infeliz que la llevó al alcoholismo.[cita requerida] Elizabeth estuvo a punto de casarse con un abogado mexicano, Víctor Luna, quien desapareció días antes de asistir al registro civil.4 En último lugar, se casó con Larry Fortensky, un obrero de la construcción a quien había conocido en el Centro Betty Ford durante una cura de desintoxicación. Contrajeron matrimonio en el Rancho Neverland de Michael Jackson en 1991, y terminaron divorciándose en 1996. 

A raíz de la muerte de Elizabeth Taylor y de los problemas con su enorme testamento, se ha dicho que la famosa actriz se convirtió al judaísmo a la edad de 27 años, algo que, por otra parte, ya aparecía citado en la biografía del crítico norirlandés Alexander Walker, Elizabeth - The Life of Elizabeth Taylor (Weidenfeld 1991). Aunque Elizabeth Taylor nació en Londres en el seno de una familia cristiana —sus padres, estadounidenses afincados en la capital británica, pertenecían a la iglesia protestante Christian Science—, desde su boda con Eddie Fisher en 1959 hasta su muerte en 2011 Elizabeth Taylor siempre profesó la fe judía. Y no sólo eso, ya cuando se instauró el Mandato Británico de Palestina, tanto su madre como su padrino, el influyente Coronel Victor Cazalet (amigo personal de Winston Churchill), apoyaron el sionismo, algo que la actriz realizó a lo largo de toda su vida, al igual que el apoyo al estado de Israel durante el último medio siglo.

La actriz acudió en 1973 al Festival Internacional de Cine de San Sebastián, a presentar su nueva película Una hora en la noche; vivía una temporada difícil por su reciente separación de Richard Burton. Su estancia fue tan fugaz como polémica, pero ella dio muestras de su carácter amable, no exento de rasgos caprichosos propios de su status de estrella 

Debido al extravío de su equipaje, tuvo que entrar al hotel vestida con un pantalón vaquero. Finalmente recuperó sus maletas, y para cambiarse de ropa exigió un espejo de tres cuerpos, mueble inusual en aquella época. Vestida con un sari, llegó al Teatro Victoria Eugenia con considerable retraso y fue recibida con insultos, a los que ella respondió con una sonrisa permanente. Se giró a uno de sus anfitriones y afirmó: «Entiendo perfectamente lo que me dicen, porque Richard y yo teníamos una casa en Cuernavaca y sabemos algo de español. Pero yo sonrío, porque en las fotografías sólo se verá mi sonrisa». Cuando concluyó la proyección de la película y las luces se encendieron, el público ovacionó a la actriz. Ya en la década de 1980, Elizabeth Taylor pisó nuevamente suelo español; acudió con su rumoreado nuevo amor, George Hamilton, a Marbella. Y en 1992, acudió a Oviedo a la ceremonia del Premio Príncipe de Asturias. 

Era además muy amiga del también ya fallecido «Rey del pop» Michael Jackson. Fue precisamente ella la primera persona que lo llamó así en una entrega de premios, y de ahí surgió el apelativo tan popular. Además, Michael Jackson le escribió una canción exclusiva para su cumpleaños, llamada Elizabeth I love you, y una fotografía con ambos juntos fue incluida en la carpeta del álbum de éxitos de Jackson History. En años recientes, lo apoyó en sus tribunales ante las declaraciones de abuso infantil que pesaban en su contra. Elizabeth Taylor se mostró incondicional, negando todas las acusaciones. Incluso Michael Jackson le dedicó la canción Liberian Girl, del álbum Bad.

ELIZABETH HURLEY


Elizabeth Jane Hurley de Beat (Basingstoke, Reino Unido, 10 de junio de 1965) es una actriz inglesa, especialmente popular por sus actividades como modelo y diseñadora de moda. 

 De madre protestante y padre católico de ascendencia irlandesa, Hurley tomó clases de ballet y recibió una beca para un internado a los doce años. Pero fue expulsada por sus bajas calificaciones. 

Más adelante incursionó en teatro y publicidad, y en 1987 obtuvo un papel destacado en la película española Remando al viento de Gonzalo Suárez, en cuyo rodaje conoció al luego famosísimo Hugh Grant. Mantuvieron un largo noviazgo, pero nunca llegarían a casarse y rompieron trece años después. En 1989 protagonizó un telefilme, Act of Will, donde interpretó a una mujer, Christabel Bielenberg, que debe salvar a su esposo de los campos de concentración nazi.

 Siguió trabajando en películas y en televisión, si bien sin demasiado éxito, hasta que en 1994 se convirtió instantáneamente en una celebridad por su relación con el ya famoso Hugh Grant, y en especial por su sonada aparición en el estreno de Cuatro bodas y un funeral: acompañó a su novio (el protagonista de la película) vestida con un modelo de Gianni Versace sumamente escotado y cerrado con imperdibles dorados  Este diseño, apodado en inglés como «That Dress» («Aquel vestido») y que algunos creen el más influyente de toda la carrera del modisto italiano, propulsó a Liz Hurley como celebrity. A partir de entonces, la actriz fue asociada a importantes diseñadores de moda y perseguida por la prensa. 

En los años siguientes, participó en dos películas de la saga de humor de Austin Powers y llegó a interpretar al Demonio (en mujer) en la comedia Al diablo con el diablo (2000), junto a Brendan Fraser. Debido a su bella apariencia física y fama internacional, logró llamar la atención de los cosméticos Estée Lauder, quienes la contrataron para ser su cara oficial en publicidad. Actualmente es el rostro emblema de la línea ReNutriv Skin Care, de dicha firma. 

 Hurley debió su fama inicial a Hugh Grant, y de hecho se dice que alcanzó la fama instantánea en 1994, tras su explosiva aparición junto a Grant en el estreno de la película Cuatro bodas y un funeral, que él protagonizaba. Desde entonces, ella ha aparecido en más de quince películas. Se asoció con Grant para formar la compañía productora Simian Productions, que ha producido las películas Mickey ojos azules (1999) y Medidas extremas (1996). Su noviazgo con Hugh Grant terminó en mayo de 2000. Luego tuvo relaciones con el millonario Ted Forstmann y el actor Denis Leary. En 2007 se casó con el empresario indio Arun Nayar, del que se divorció en junio de 2011. Adicionalmente, fue la productora ejecutiva de la película Método (2004).

ELIZABETH MONTGOMERY


Elizabeth Victoria Montgomery (15 de abril de 1933, Hollywood - 18 de mayo de 1995, Beverly Hills), más conocida cómo Elizabeth Montgomery, fue una actriz estadounidense, ganadora de nueve Premios Emmy y tres Globos de Oro, con una extraordinaria carrera en el mundo de la televisión, siendo su más memorable trabajo, el protagonizar Hechizada (ABC). 

 Hija de los actores Robert Montgomery y Elizabeth Allen, Montgomery nació en el seno de una familia de clase alta y tuvo una niñez privilegiada junto a su hermano Skip (Robert Montgomery Jr., nacido en 1936). Su hermana mayor, Martha Brian Montgomery, falleció al año de vida de meningitis, antes del nacimiento de Elizabeth. Su pasión por la actuación comenzó desde muy joven y su primera aparición televisiva fue a los 19 años (1952) en Top secret. Un año más tarde debutó en Broadway con Late love. Siguieron apariciones en televisión cómo Sutdio One, Warner Bros. Presents, Climax!, y Playhouse 90. A los 27 años (1960) obtuvo su primera candidatura a un Emmy por su actuación en Los intocables y participó en el programa de su padre Robert Montgomery Presents. A los 30 (1963) protagonizó Johnny Cool -junto a Henry Silva y Sammy Davis, Jr.- y Who's been sleeping in my bed? -junto a Dean Martin, y Carol Burnett-. A pesar de recibir ofertas cinematográficas de la mano de Hitchcock, prefirió protagonizar una serie: Embrujada. 

A los 21 años (1954) se casó con el director Frederic Gallatin Camman, matrimonio que duró un año. En 1956 se casó con el actor Gig Young, del que se divorció en 1962. A los 30 años (1963) se volvió a casar, esta vez con el productor y director William Asher, padre de sus tres hijos, William Allen, Robert Deverell y Rebecca Elizabeth. Tras diez años de matrimonio, Montgomery volvió a divorciarse y años más tarde volvió a casarse (1993), tras 19 años de convivencia con el actor Robert Foxworth. 

Elizabeth Montgomery logró la fama internacional con la sitcom Hechizada, proyecto que inició y llevó a cabo al lado de su entonces marido, quien dirigió y produjo el programa. En ella interpretaba el papel de Samantha Stephens, una bruja dedicada a su hogar y a su marido, a quien le disgustaba que usara sus poderes. El papel de su esposo fue representado por Dick York -en las primeras cinco temporadas- y por Dick Sargent -en las últimas tres-. La serie fue emitida originalmente en la cadena ABC entre los años 1964 y 1972. A lo largo de sus ocho temporadas estuvo en la lista de los programas más vistos de Estados Unidos, batiendo récords de audiencia en sus primeras temporadas. Bewitched recibió muy buenas reseñas por parte de los críticos de televisión. Por su parte, Elizabeth fue nominada cinco veces a los Emmy como Mejor actriz de una serie de comedia y cuatro veces al Globo de Oro como Mejor actriz de una serie de comedia o musical, pero no llegó a ganar ninguno de los dos galardones. 

Tras la finalización de la serie, Elizabeth protagonizó con éxito varias películas hechas para televisión. En 1974 representó el papel de un ama de casa víctima de una violación en el drama A Case of Rape. Su interpretación tuvo una gran acogida por parte de los críticos televisivos. Fue nominada al Emmy como Mejor actriz de miniserie o telefilme, que una vez más no ganó. En su siguiente telefilme -The Legend of Lizzie Borden- personificó a Lizzie Borden. Esta intepretación le valió una nueva candidatura al Emmy en la categoría de Mejor actriz de miniserie o telefilme. Su último trabajo fue el doblaje de Barmaid en Batman (1995), episodio que fue emitido cinco días después de la muerte de la actriz. 

En la primavera de 1995 le fue diagnosticado un cáncer colorrectal, cuyos síntomas había ignorado durante el rodaje de Plazo de asesinato: de los archivos de Edna Buchanan, creyendo que se trataba de una gripe. Dispuesta a no morir en un hospital, y sin esperanza de recuperación por haber actuado demasiado tarde, decidió volver a su casa de Beverly Hills, donde murió, en compañía de sus hijos y de su esposo a los 63 años: era el 18 de mayo de 1995 y tan sólo habían pasado ocho semanas después de su diagnóstico. Un mes más tarde se le tributó un servicio funerario conmemorativo en el Teatro de Canon (Beverly Hills). 

Entre los oradores estuvieron Herbie Hancock y Dominick Dunne -que hablaron sobre sus primeros días como amigos en Nueva York-, su marido Robert -quien dio lectura a las tarjetas de condolencia de los aficionados-, su enfermera, su hermano, su hija y su hijastro. Sus restos fueron incinerados en el Westwood Village Memorial Park Cemetery.

ELIZABETH BERKLEY


Elizabeth Berkley (nacida el 28 de julio de 1972) es una actriz de cine, teatro y televisión estadounidense. Es recordada por su participación en la serie Salvados por la campana y por su papel protagonista en 1995 en la película Showgirls. 

 Berkley nació en Farmington Hills, un suburbio del Condado de Oakland, en Míchigan y creció en Detroit. Es judía y descendiente de alemanes. Estudió en el North Farmington High School y se graduó en 1990. Desde pequeña demostró ser excelente bailarina. Practicaba desde pequeña en un club de baile que le construyeron sus padres en el sótano de su casa. En 1982 a los 8 años de edad audicionó para el papel principal de la película Annie, pero no lo obtuvo debido a que era pequeña de estatura. Su amor por el baile la llevó a Nueva York, donde continuó entrenando con otros bailarines y coreógrafos. Tomó parte en algunos ballets como El lago de los cisnes en 1983 e incluso fue protagonista en algunos musicales. 

Berkley empezó más como modelo juvenil que como actriz. Hizo su debut en pantalla en 1987 en la película para televisión Frog y después realizó algunas apariciones en otros shows. En 1989 a los quince años hizo una audición prueba para el papel de Kelly en Salvados por la campana. A pesar de que el personaje fue otorgado a Tiffani-Amber Thiessen a los productores les gustó mucho su forma de actuar y crearon para ella el personaje de Jessie, una chica inteligente y decididamente feminista. Interpretó este papel desde 1989 hasta 1993 y en el telefilme de 1994 Saved by the Bell: Wedding in Las Vegas siendo el último proyecto de la serie que reunió a todos sus protagonistas originales. La serie fue cancelada seis años después. Después de dejar su personaje que le dio fama, Berkley audicionó y finalmente ganó (derrotando a actrices como Jenny McCarthy, Denise Richards y Charlize Theron) el papel de Nomi Malone, personaje principal de la película del director Paul Verhoeven Showgirls (1995). La película fue un gran fracaso de público y de crítica, por su alto contenido sexual, historia y actuaciones. Después de este papel protagonista en Showgirls, Berkley decidió participar en papeles pequeños para filmes de calidad, buscando otro gran papel protagonista que no terminó de llegar. 

En este periodo apareció en un pequeño papel en la película El club de las primeras esposas al lado de Diane Keaton, Goldie Hawn y Bette Midler. En 2008 firmó para interpretar un papel en la serie CSI: Miami. Su personaje Julia Winston es la ex-novia del Teniente Horatio Caine (David Caruso). Los episodios donde ella apareció fueron de alto rating (audiencia). Desde entonces apareció en toda la sexta temporada y finalmente confirmó su aparición para la séptima temporada. En 2009 interpretó a Kelly Wentworth en la serie de Showtime The L Word. Berkley interpretaba a un antiguo amor no correspondido de Bette (Jennifer Beals).

ELIZABETH ASHLEY


Elizabeth Ashley (nacida el 30 de agosto 1939) es una actriz estadounidense que llegó por primera vez a la prominencia como la ingenua en la obra de Broadway Take Her, ella es mía, que le valió un premio Tony como Mejor Actriz en una Obra. 

Ashley nació Elizabeth Ann Cole en Ocala, Florida, la hija de Lucille (née Ayer) y Arthur Cole Kingman, [1] y se crió en Baton Rouge, Louisiana. Ashley ganó un premio Tony a la Mejor Actriz en una Obra para la obra Take Her, ella es mía (1962), y más tarde interpretó a Corie en la producción original de Broadway de Neil Simon Descalzos en el parque (1963) y, más tarde, su actitud desafiante sexual de Maggie fue alabado [cita requerida] en una exitosa reposición en Broadway de gato de Tennessee Williams sobre el tejado de zinc caliente (1974). Ashley recibió de Tony candidaturas para ambas funciones. Ella también apareció en Broadway como el Dr. Livingstone en Agnes de Dios (1982). 

También fue un reemplazo en el papel de Mattie Fae en el original en Broadway de la ganadora del premio Pulitzer agosto juego: Osage County. Ella ha aparecido en películas importantes de más de cinco décadas desde sus primeros papeles en Los insaciables en 1964 y Ship of Fools en 1965. Había papeles secundarios en películas de la Coma, en 1978, Split imagen en 1982, y Dragnet en 1987. También actuó como el villano en la controversia, pero criticada por lo general de Windows película (1980). Después de haber aparecido en una película de comedia de Burt Reynolds, de paternidad en 1981 y como estrella invitada en la serie de televisión BL Stryker en 1989, Ashley se convirtió en un miembro del elenco de la serie de televisión al lado de Reynolds, Evening Shade, 1.990 a 1994 como "Freida". En 1991, este papel le valió una nominación al Emmy por Mejor Actriz de Reparto en una Serie de Comedia. Otras apariciones de carrera en televisión incluyen Sam Benedict, Miami Vice, Los líos de Caroline, Misión: Asesinato Imposible, ha escrito, Mundial de Dave, Ley y orden: Unidad de víctimas especiales, Touched by an Angel, The Larry Sanders Show, y Homicidio en la calle. Ella también apareció en siete episodios de la temporada 2011 de la serie de HBO Treme como la tía Mimi. 

Ashley estuvo casada con los actores James Farentino y George Peppard (el protagonista de su primera película, Los insaciables), con quien tuvo un hijo, Christian, en 1968. Dos de los papeles que se originaron en el escenario, Corie en Descalzos por el parque y Livingstone Dr. en Agnes de Dios se jugaron en las versiones de la película de Jane Fonda. Ashley publicó una autobiografía, actriz: Postcards from the Road, en 1978, en coautoría con Ross Firestone. El libro fue elogiado por Tennessee Williams

Traducido de Google

ELEANOR PARKER


Eleanor Parker (n. 26 de junio de 1922) es una actriz estadounidense de cine clásico estadounidense y de televisión.  Parker nació en 26 de junio de 1922 en la localidad de Cedarville, Ohio. Después de actuar en producciones estudiantiles y después de concluir sus estudios secundarios intentó buscar fortuna en Hollywood a principios de la década de los cuarenta. Parker firmó un contrato con Warner Brothers cuando contaba 19 años y debutaría en el cine en 1941 interviniendo en el célebre film de Raoul Walsh Murieron con las botas puestas, aunque sus escenas serían finalmente cortadas. 

A pesar de esa pequeña decepción, con posterioridad intervino en pequeños papeles en Busses Roar (1942) de Ross Lederman, y en el drama de propaganda Misión en Moscú (1943), de Michael Curtiz, junto al carismático Walter Huston. Su primer papel protagonista lo consiguió en The Mysterious Doctor, un film de terror de serie B pero con realización y acabado técnico de serie A, dirigido por el especialista Benjamin Stoloff, y posteriormente, la actriz participa en otros títulos importantes pero actualmente olvidados: la ya clásica cinta fantástica de culto para los surrealistas Between Two Worlds ("Entre dos mundos", 1944), emparejada con el mítico John Garfield en un extraño ambiente onírico-metafísico; el melodrama negro Of Human Bondage ("Servidumbre humana", 1946 de Edmond Goulding), remake digno pero minusvalorado por crítica y público de "Cautivo del deseo" (1934, John Cromwell) basados ambos en la célebre novela de Somerset Maugham; o la primera gran adaptación para la pantalla de "La dama de blanco" The woman in white, la famosísima novela escrita por Wilkie Collins donde la actriz está físicamente exultante. También en 1945, Parker protagoniza Pride of the marines ("El príncipe de los marines", 1945), film bélico con trasfondo de melodrama trágico dirigido por Delmer Daves, donde repetía protagonismo con John Garfield y por el que logró su primer gran éxito de taquilla. 

En la década siguiente, llegaría la época más gloriosa de Parker donde demostró que podía ser algo más que una muy bella actriz al interpretar papeles de mujeres de carácter. Ya en 1950, recibe su primera nominación al Oscar con su papel de mujer encarcelada injustamente en el claustrofóbico melodrama negro Sin remisión de John Cromwell, en el que brilla junto a Jane Darwell y Agnes Moorehead; y demuestra también su talento al lado de dos actrices de carácter como Patricia Neal y Ruth Roman en el melodrama de episodios Three secrets ("Tres secretos", 1949 de Robert Wise. Al año siguiente volvería a ser nominada por su interpretación en un gran exponente del cine negro, por entonces considerado como cumbre absoluta del género como Brigada 21, donde el gran William Wyler supo calibrar su talento para el melodrama "emocional" y logró de ella una de sus mejores interpretaciones, sin desmerecer a sus compañeros de reparto (Kirk Douglas, Lee Grant,...). Aparte de estos títulos, Parker también apareció en una serie de películas de estudio y gran presupuesto que la consagraron ante industria y gran público: Scaramouche (1952, de George Sidney), junto a Stewart Granger y Mel Ferrer, considerada todo un clásico del cine de capa y espada; Fort Bravo (1954 de John Sturges), al lado del inolvidable William Holden y de William Demarest en un western de notable popularidad en su día; Cuando ruge la marabunta (1954, de Byron Haskin), con Charlton Heston en una titánica lucha contra los elementos de la naturaleza; El valle de los reyes (1955, de Walter Pirosh), en plena reconstrucción arqueológico-mítica del antiguo Egipto y en compañía de Robert Taylor; El hombre del brazo de oro (1955, de Otto Preminger), ayudando a un sufrido Frank Sinatra en su lucha contra la dependencia de alcohol y cocaína; o la agradable comedia-western de Raoul Walsh Un rey para cuatro reinas (1956) junto a Clark Gable y Jo Van Fleet. Eleanor Parker en el film Lizzie (1957) En 1955, recibe su tercera y última nominación a los Oscar con su magnífica representación de la cantante de ópera Marjorie Lawrence en el biopic Melodía interrumpida, de bastante popularidad en su momento, y en la que trabajaba con el galán Glenn Ford. En los últimos años de la década, Parker también aparecería en títulos como Millonario de ilusiones (1959, de Frank Capra), de nuevo con Frank Sinatra y también con Edward G. Robinson y Carolyn Jones; o el melodrama de Vincente Minnelli Con él llegó el escándalo, como torturada esposa de Robert Mitchum y torturada madre de un jovencísimo George Hamilton. 

En la década de los 60, en parte porque los papeles como protagonista absoluta empiezan a escasear, y en parte porque la pantalla se llena con las jovencitas que van a convertirse en las estrellas del cine de la década siguiente, su presencia cinematográfica se hace menos regular y se refugia en la televisión norteamericana. Según la leyenda, en este momento se especializa en personajes dramáticos tópicos. A pesar de ello, regresa a la pantalla por la puerta grande al interpretar a la baronesa Elsa Schraeder en la película musical más taquillera de la historia del cine: Sonrisas y lágrimas (1965, Robert Wise). En 1966, contrajo matrimonio con Raymond Hirsch y su carrera en el cine fue decayendo (sólo destaca el estupendo thriller "Homicidio justificado" que rodó en 1967 dirigida por Buzz Kulik), hasta abandonar la pantalla grande en 1969 tras el fracaso en taquilla de la película melodramática La gata en la terraza (1969), dirigida por David Lowell Rich y acompañada por Gayle Hunnicutt y Michael Sarrazin. 

Diez años después retornaría para interpretar una película de entretenimiento violento-cómico como Sol ardiente (1979), de Richard C. Sarafian, como una de las numerosas estrellas invitadas en una historia que "pilotaban" Charles Grodin y Farrah Fawcett. Durante los años 70 trabajaría con bastante asiduidad en diversos telefilmes. Parker tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood situado en el 6340 de Hollywood Boulevard.

EILEEN BRENNAN


Verla Eileen Regina Brennen, conocida como Eileen Brennan es una actriz estadounidense nacida el 3 de septiembre de 1932, en Los Ángeles, California. Se ha destacado en cine, teatro y televisión. Saltó a la fama gracias a su interpretación de la desagradable capitán Doreen Lewis en la película La recluta Benjamín, por la cual recibió una nominación al Premios Oscar como mejor actriz de reparto. Por otro lado en televisión ha recibido nominaciones al Globo de oro y a premios Emmy al participar en series como Newhart, Treintaytantos y Will y Grace. 

Eileen es hija de Regina Menehan, que era actriz de películas mudas, y de John Gerald Brennen que era doctor. Fue criada bajo la religión católica. En 1968 contrajo matrimonio con David John Lampson con quien tuvo sus dos hijos, y del cual se divorció en 1974. Uno de sus hijos es actor y el otro es cantante. Eileen Brennan es una sobreviviente de Cáncer de seno. Durante su carrera sufrió muchos accidentes. Durante la producción de la obra Annie al caer del escenario de quebró la pierna izquierda. El accidente automovilístico afecto casi todo su cuerpo y también tuvo una fuerte adicción a calmantes. También fue alcohólica. Actualmente vive en Toluca Lake, California. 

Eileen estudió en actuación en la Universidad de Georgia y la Academia Americana de Artes Dramáticas. Poco después empezó su carrera apareciendo en obras de teatro, entre las obras que protagonizó destacan: Arsenic and old lace, Little Mary Sunshine, The student Gipsy y Hello, Dolly!. Su primera aparición en filmes fue en la película de televisión de 1966, The Star Wagon, película acerca de una máquina del tiempo protagonizada por Dustin Hoffman. Debutó en el cine con la película El novio de mi mujer en 1967. En 1968 se incorporó a la serie Rowan & Martin's Laugh-in, en la cual solo trabajó durante dos meses. 

Se ganó el reconocimiento al participar en la película El golpe en donde interpretó a "Billie", la confidente del estafador Henry Gondorf (interpretado por Paul Newman). Su talento captó la atención del director Peter Bogdanovich, quien le dio papeles de reparto en películas suyas como La última película, en 1971 (por la cual recibió una nominación a los premios BAFTA como mejor actriz de reparto) y la adaptación de la novela de Henry James Una señorita rebelde, en 1974. Cabe destacar que Bogdanovich utilizó los dos talentos de Brennan en sus películas, pues en At long last love, demostró su potencial cantando y actuando. Con Bongadovich, por lo general compartía créditos con actrices como Cybill Shepherd y Cloris Leachman. Posteriormente Eileen apareció en películas de corte cómico-detectivesco y comúnmente interpretaba personajes pícaros e incluso vulgares. 

Entre sus más destacadas intervenciones destacan Un cadáver a los postres (1976), Un detective barato (1978) y El juego de la sospecha (1985). En 1981 tuvo una nominación al Oscar cuando interpretó a la terrible comandante Doreen Lewis en La recluta Benjamín. Ella repitió el mismo papel para la adaptación de televisión (1981-1983) por la cual ganó un premio Emmy como mejor actriz de reparto y un Globo de oro como mejor actriz. 

Durante el rodaje de la serie Brennan sufrió un terrible accidente automovilístico que la dejó incapacitada y se retiró de la actuación por unos años. El juego de la sospecha fue su gran regreso al cine en 1985 interpretando a la Sra. Peacock. En 1990 aparece en la película romántica Pasión sin barreras y en la secuela de La Última Película, Texasville. Durante el resto de la década de los 90's continuó apareciendo en películas para televisión y en episodios de series de televisión entre los que destacan Blossom, Se ha escrito un crimen, The Love Boat, Historias de la Cripta, ER y Tocados por un Ángel. Recientemente no ha incursionado mucho en el cine. En 2001 tuvo una breve intervención en la película El demonio y ha interpretado a Zandra en la serie Will y Grace y a la entrometida Señora Bink en la comedia Séptimo Cielo