viernes, 6 de julio de 2012

FARRAH FAWCETT


Mary Farrah Leni Fawcett (Corpus Christi, Texas, 2 de febrero de 1947 - Santa Mónica, California, 25 de junio de 2009) fue una actriz estadounidense. Debido a su matrimonio con el actor Lee Majors fue también conocida como Farrah Fawcett-Majors. Fue muy popular en los años setenta y ochenta gracias a la serie de televisión Los ángeles de Charlie y llegó a ser considerada un ícono de la cultura pop y una verdadera sex symbol. 

 Hija de Pauline Alice, ama de casa, y de James William Fawcett, empresario petrolífero, desde pequeña demostró cualidades atléticas, fomentadas por sus progenitores. A finales de los años sesenta y a principios de los setenta se introdujo en el mundo de la publicidad, aprovechando un físico exuberante. Entre ellos, especialmente populares en EE. UU. fueron los anuncios de champú. Sin embargo, el estallido de su fama a nivel mundial comenzó en septiembre de 1976, cuando fue contratada por Aaron Spelling para interpretar el papel de Jill Monroe en la serie de televisión Los ángeles de Charlie. La imagen de Fawcett se convirtió en una de las más reproducidas a escala planetaria y la serie llegó a convertirse en un auténtico fenómeno sociológico. La actriz, pese a ello, decidió abandonar la serie tras la primera temporada, siendo sustituida por Cheryl Ladd. 

Como había firmado contrato con la productora de Spelling, al abandonar la serie fue demandada y perdió, lo que le obligó a participar en seis capítulos en temporadas posteriores; durante ese período su nombre apareció acreditado en la serie como Farrah Fawcett-Majors debido a su matrimonio con el actor Lee Majors. La fama alcanzada le facilitó la posibilidad de intentar triunfar en el mundo del cine. Sin embargo, y pese a protagonizar la película de ciencia-ficción Saturno 3, de Stanley Donen, junto a Kirk Douglas, su carrera cinematográfica no alcanzó las expectativas previstas. Entre los títulos posteriores en los que colaboró destacan Extremities (1986), de Robert M. Young y El Dr. T y las mujeres (2000), de Robert Altman, junto a Richard Gere. Su carrera en televisión, por el contrario, fue más constante, protagonizando decenas de telefilmes y series a lo largo de dos décadas, que le valieron tres nominaciones a los Premios Emmy. 

 La actriz estuvo casada entre 1973 y 1982 con el actor Lee Majors, de quien tomó el apellido durante esa etapa, si bien de manera compuesta con el suyo (Fawcett-Majors). Tras su separación en 1979, se unió sentimentalmente al también actor Ryan O’Neal. De la unión nació su hijo Redmond (en 1985).

 El 4 de octubre de 2006 se reveló que Fawcett sufría de cáncer colorrectal, por lo que se sometió a cirugía y quimioterapia. Ante ello debió suspenderse indefinidamente una posible reunión del reparto original de Los ángeles de Charlie, ampliamente deseada por sus admiradores. Aunque Associated Press informó en el cumpleaños sesenta de la actriz que ya se había recuperado de la enfermedad, el 16 de mayo de 2007 se supo que se había encontrado un pólipo maligno en el mismo lugar donde había sido tratada. Los médicos optaron entonces por usar radioterapia interna, decidiendo Fawcett poco después viajar a Alemania para someterse a procedimientos con células madre, no practicables en Estados Unidos. Este tratamiento fue filmado para un programa de televisión. Agotados los esfuerzos, el 5 de abril de 2009 Fawcett fue ingresada en un hospital de Los Ángeles en estado crítico, y al día siguiente Associated Press dejó saber que el cáncer había hecho ya metástasis en el hígado, aunque no era esa la razón de su hospitalización. Según su médico, Lawrence Piro, en el tratamiento experimental al que se acogió la actriz en Europa, «fue sometida a una intervención menor que provocó una pequeña hemorragia en un músculo del área abdominal, causando una acumulación de sangre que le presionaba y le producía dolor. Fue un procedimiento sencillo». Craig Nevius, el productor con el que trabajó en el documental A wink and a prayer (‘Un guiño, una oración’), mismo que narra su combate contra el terrible mal, ejerció como improvisado portavoz de la actriz: «Se está recuperando y pronto será dada de alta. Se siente muy bien. Su lucha continúa… No se va a ir a ningún sitio por el momento. No está al borde de la muerte». Fawcett «mantiene el buen ánimo con su habitual sentido del humor, y pronto será dada de alta».

Por desgracia, semanas después la enfermedad evolucionó a la etapa final, falleciendo en el hospital Saint John, de Santa Mónica, California, el 25 de junio de 2009.11 Su muerte quedo bastante opacada en los medios ya que falleció el mismo dia que el cantante Michael Jackson. 

 El 7 de marzo de 2010, durante la entrega de los premios Óscar en Los Ángeles, Fawcett no fue nombrada en el vídeo que homenajeaba a los artistas fallecidos en 2009. La Academia alegó que la dejó fuera porque Fawcett era más conocida por ser actriz de televisión que por su carrera en el cine. Sin embargo, Fawcett trabajó en unas 18 películas de cine, algunas de ellas reconocidas, como Logan’s run, The apostle (con Robert Duvall), Cannonball run, Extremities (la cual le permitió obtener una nominación a los premios Golden Globe) y El doctor y las mujeres (como la esposa de Richard Gere). Entre las personalidades del cine que también se dejaron fuera están la actriz Bea Arthur y los actores Ed McMahon y Henry Gibson. Sí hubo espacio para mencionar a Monte Hale (un actor de westerns de serie B), a Tullio Pinelli (guionista italiano que trabajó con Fellini), a Simon Channing-Williams (un ignoto productor británico) y a Michael Jackson (quien no es reconocido como actor sino como cantante).

No hay comentarios: