martes, 13 de diciembre de 2011

BETTE DAVIS



Bette Davis (Lowell, Massachusetts; 5 de abril de 1908 – Neuilly, Francia; 6 de octubre de 1989), pseudónimo de Ruth Elizabeth Davis, fue una actriz de teatro, cine y televisión estadounidense; Se le considera uno de los principales hitos del Séptimo Arte. Conocida a veces con el apelativo de «la Reina de Hollywood» y «La Primera Dama del Cine en Blanco y Negro», acaparó 11 candidaturas al Óscar a la mejor actriz, premio que ganó en dos ocasiones. Sus interpretaciones están caracterizadas por sus ojos embrujantes, su desenvolvimiento intenso y profundo y su presencia hechizante, que «llenaba la pantalla» a pesar de su diminuta estatura.
El American Film Institute la nombró la segunda mejor actriz de todos los tiempos.

La familia de Bette (conocida en su infancia como «Betty») tenía antepasados ingleses, franceses y galeses. En 1915 sus padres, Harlow Morrell Davis y Ruth («Ruthie») Augusta Favor, se separaron y, en 1921, Ruth se mudó a Nueva York con sus dos hijas. De niña, Bette aspiraba a ser bailarina hasta que decidió que los actores tenían una vida más atractiva. Cambió la pronunciación de su nombre a «Bette» por la novela de Honoré de Balzac titulada La prima Bette. Tras graduarse en la Cushing Academy (Massachusetts), Davis se enroló en la escuela de arte dramático de John Murray Anderson donde compartió clases con Lucille Ball, aunque antes había intentado entrar en la Escuela de Eva Le Gallienne, quien la rechazó por tener una actitud fría y poco sincera.
Hizo una audición para la compañía de teatro de George Cukor, quien la contrató para un pequeño papel de una semana en la obra Broadway (1923). Más tarde fue elegida para interpretar el personaje de Hedwig en The Wild Duck (El pato salvaje). Tras actuar en Philadephia, Washington D.C. y Boston, debutó en Broadway en 1929 con Broken Dishes (Platos rotos). Un cazatalentos de Universal Studios la vio en el escenario en Broadway y la invitó a una prueba de cámara en Hollywood.

El 13 de diciembre de 1930, Bette Davis llegó a Hollywood acompañada por su madre. Años después dijo que le había sorprendido que nadie del estudio hubiese ido a recogerla a la estación. En realidad, un empleado del estudio sí esperó por ella, pero se fue porque «no había visto a nadie que pareciera una actriz». Su aspecto no encajaba en el prototipo de actriz que entonces era predominante.
Bette no pasó la prueba de pantalla pero participó en muchas otras pruebas dando la réplica a otros actores. Le hicieron una segunda prueba que tampoco pasó, por lo que estuvieron a punto de despedirla, pero decidieron darle un papel en The Bad Sister (1931) donde interpreta a la hermana modelo de una hermana rebelde, y luego rodó Seed (Semilla, 1931). Universal Studios renovó su contrato tres meses más, y Bette trabajó en El puente de Waterloo (1931), antes de ser cedida a Columbia Pictures para The Menace y a Capital Films para Hell's House (ambas en 1932). En aquella época las estrellas de cine firmaban contratos de exclusividad con una sola compañía, y solo podían trabajar para otras si eran «cedidas».
Tras nueve meses y seis películas sin éxito, Universal Studios decidió no renovarle el contrato y por esa época muy pocas personas intuían en qué mito se convertiría «esta muchacha pequeña y delgada».
George Arliss la eligió para el papel femenino principal en The Man Who Played God (1932), donde obtuvo buenas críticas, y fue contratada por Warner Brothers. Poco después, ese mismo año, se casó con «Ham» Nelson.
Más de veinte películas después, fue aclamada por la crítica por el papel de Mildred Rogers en Cautivos del deseo (1934). El film fue un éxito y la caracterización del personaje de Bette fue muy alabado, por lo que supuso que a partir de entonces le darían papeles más importantes, aunque Universal no la cedió a Columbia Pictures para que participase en Sucedió una noche como ella deseaba. Davis no fue inicialmente nominada para los Óscar por su papel en Cautivos del deseo, por lo que Norma Shearer, nominada, comenzó una campaña para que Bette estuviera entre las candidatas y lo consiguió, aunque el premio fue para Claudette Colbert por Sucedió una noche.
En 1935 trabajó en Peligrosa; recibió buenas críticas y el Óscar a la mejor actriz principal, aunque se comentó que había sido un reconocimiento tardío de Cautivos del deseo. En su siguiente película, El bosque petrificado, compartió protagonismo con Leslie Howard y Humphrey Bogart y fue él quien, en su primer papel importante, recibió las mejores críticas. Bette Davis apareció en muchas películas durante los dos años siguientes pero la mayoría no fueron bien recibidas.

Convencida de que su carrera estaba siendo perjudicada por películas mediocres, Davis aceptó participar en dos películas en Inglaterra. Sabía que estaba incumpliendo su contrato de exclusividad con Warner Brothers, así que escapó a Canadá para evitar problemas legales. La prensa se hizo eco del cruce de declaraciones entre el representante de Warner Brothers y Bette Davis. La prensa británica apenas apoyó a Bette y la describía como desagradecida y demasiado bien pagada, aunque la opinión de Bette era que si seguía apareciendo en películas de tan poca calidad, acabaría sin nada por lo que luchar. El caso fue a juicio y Davis perdió y tuvo que volver a Hollywood, endeudada y sin ingresos.
Bette trabajó encarnando a una prostituta en La mujer marcada (1937), un drama de cine negro inspirado en el caso de Lucky Luciano. La película y la interpretación de Bette recibieron muy buenas críticas y su categoría de actriz principal salió reforzada.
Durante el rodaje de su siguiente film, Jezabel, Bette comenzó una relación con el director, William Wyler. Años después lo describió como el amor de su vida, y dijo que hacer la película con él había sido la época más feliz de su vida. La película fue un gran éxito, y su interpretación le hizo ganar su segundo Óscar, por lo que se especuló que sería elegida para un papel parecido al de Jezabel, el de Scarlett O'hara en Lo que el viento se llevó. Ella expresó su deseo de interpretar a Scarlett pero Selznick no estaba de acuerdo, aunque Warner había ofrecido sus servicios como parte de un trato que incluía a Errol Flynn y Olivia de Havilland.
En los años siguientes Davis fue citada entre las diez estrellas que más dinero habían generado. Sin embargo, su marido «Ham» Nelson no había conseguido hacer funcionar su carrera y en 1938 Nelson se divorció de ella por haber sido sorprendida en una relación sexual con el magnate americano Howard Hughes. De hecho, eran amantes vox populi.

Durante el rodaje de su siguiente película, Amarga victoria (1939), estaba deprimida e incluso consideró abandonar el proyecto, hasta que el productor Hal Wallis la convenció para canalizar su desesperación en su actuación. El film se convirtió en uno de los más importantes del año, y el papel de Judith Traherne le dio a Bette una nominación a los Óscar. Años después, Bette dijo que esta película era su favorita.
En esta época, Davis era la estrella de Warner Brothers más provechosa, descrita como «El cuarto hermano Warner», y recibía los papeles principales más importantes. Su imagen era considerada con más afecto, aunque siguió interpretando papeles duros y a menudo la filmaban con primeros planos que enfatizaban sus ojos. El cielo y tú (1940) fue la película más exitosa en cuanto a recaudación en la carrera de Bette. La Carta fue considerada una de las mejores películas del año y Davis fue más admirada que nunca por la encarnación de una asesina adúltera. En esta época tenía una relación con su compañero de reparto George Brent, quien le propuso matrimonio. Ella rechazó su propuesta y se casó con Arthur Farnsworth en diciembre de 1940.
En enero de 1941, Davis se convirtió en la primera mujer que llegó a la presidencia de la Academy of Motion Picture Arts and Sciences, pero sus propuestas no eran bien acogidas por el resto de los miembros, así que dimitió y fue sucedida por Jean Hersholt, quien puso en práctica los cambios que ella había sugerido.
Ese mismo año, William Wyler la dirigió en la obra de Lillian Hellman La loba, pero sus enfoques sobre el personaje principal y sobre todo la forma de interpretarlo eran diferentes y chocaron, y aunque Bette Davis volvió a recibir una nominación al Óscar, nunca más trabajó con Wyler.

Con la ayuda de Cary Grant y Jule Styne, Bette Davis y John Garfield transformaron un viejo club en The Hollywood Canteen (La cantina de Hollywood), que abrió sus puertas el 3 de octubre de 1942. Las estrellas más importantes de Hollywood ofrecían su tiempo y su talento a militares, antes de ser enviados a la guerra. Bette apareció como ella misma en la película Hollywood Canteen (1944), que usó la cantina como escenario para una historia de ficción. La cantina permaneció en activo hasta el final de la II Guerra Mundial. Años después comentó que era una de las cosas de las que más orgullosa estaba en su vida y recibió un premio del Departamento de Defensa de Estados Unidos.
Davis había mostrado poco interés por la película La extraña pasajera (1942) hasta que Hal Wallis le aconsejó que la audiencia femenina necesitaba sueños románticos que pudieran distraerlas de la realidad de sus vidas. Se convirtió en una de sus «películas de mujeres» más conocidas.
Durante los primeros años de la década de los 40 muchas de las elecciones laborales de Bette estaban influenciadas por la guerra, como Alarma en el Rhin (1943).

En agosto de 1943, su marido, Arthur Farnsworth, se desvaneció mientras pasaba por una calle de Hollywood y murió dos días después. Una autopsia reveló que su caída había sido causada por una fractura de cráneo que se había producido unas dos semanas antes. Davis testificó que no sabía cuál podía ser la causa de tal herida y se llegó a la conclusión de que había sido una muerte accidental.
Estuvo a punto de dejar su siguiente papel en El Señor Skeffington (1944) pero Jack Warner de Warner Brothers la convenció para que continuara. Aunque tenía reputación de poseer un carácter fuerte y combativo durante los rodajes de algunas de sus películas anteriores, su forma de ser durante el rodaje fue errática y sin carácter; incluso rehusó filmar ciertas escenas e improvisaba los diálogos causando confusión en los otros actores. Muchos críticos castigaron su actitud durante el rodaje pero a pesar de ellos recibió otra nominación para los Óscar.
En 1945 se casó con un artista, William Grant Sherry, que hasta que la conoció en persona nunca antes había oído hablar de ella, pero durante su matrimonio la diferencia de éxito entre uno y otro los llevó a discusiones y momentos de tensión.
Sus siguientes tres películas apenas tuvieron éxito: The Corn is green (1945), Una vida robada (1946) y Decepción (1946).
En 1947 Bette tuvo una hija, Bárbara, y más tarde escribió en sus memorias que llegó a ser absorbida por la maternidad de manera que consideró abandonar su carrera. Su relación con Sherry empezó a deteriorarse y continuó haciendo películas, pero su popularidad empezó a decaer. Al terminar Más allá del bosque (1949), la productora Warner terminó el contrato con Bette, a petición de ella. La película tuvo muy malas críticas.

En 1949, Davis y Sherry se encontraban distanciados y los columnistas hollywoodenses sentenciaban que la carrera de Davis estaba llegando a su final. Entonces el productor Darryl F. Zanuck le ofreció el papel de la actriz de teatro de mediana edad, Margo Channing, en All About Eve. Su papel se había escrito inicialmente para Claudette Colbert, quien tuvo que renunciar por problemas en la espalda.
Durante la producción, Bette estableció lo que llegaría a ser una larga amistad con su compañera de reparto, Anne Baxter, y surgió una relación romántica con el actor protagonista, Gary Merrill, que los llevó al matrimonio. Marilyn Monroe tuvo en este filme uno de sus primeros papeles importantes. La interpretación de Bette obtuvo excelentes críticas; algunos escribieron que había sido la mejor actuación de toda su carrera, y le supuso una nueva nominación al Óscar, el Premio a la mejor actriz en el Festival de Cannes y el premio del Círculo de críticos de cine de San Francisco y del Círculo de críticos de cine de Nueva York.
El 3 de julio de 1950 el proceso de divorcio de William Sherry había acabado, y Bette Davis pudo casarse con Gary Merrill (el 28 de julio). Con el consentimiento de Sherry, Merrill adoptó a Bárbara, la hija de Davis y Sherry, y en 1950 adoptaron juntos una niña llamada Margot. Se fueron a Inglaterra, donde la pareja protagonizó una película de misterio, Another Man's Poison, y su falta de éxito provocó malas críticas, que no mejoraron con la nueva nominación de Davis al Óscar por La estrella (1952). En 1952 adoptaron a un niño, Michael, y Bette volvió al teatro en Broadway. Cayó gravemente enferma y fue operada de osteomielitis en la mandíbula. Además, a Margot le fueron diagnosticadas secuelas cerebrales de su difícil nacimiento. La relación entre Bette y Merrill se fue deteriorando hasta que se divorciaron en 1960. Al año siguiente, la madre de Bette falleció.

En 1961, Bette Davis protagonizó Un gángster para un milagro con Glenn Ford y Ann-Margret. Aceptó su siguiente papel en ¿Qué fue de Baby Jane? (1962) después de leer el guion y creyendo que gustaría al público de la entonces reciente Psicosis (1960). La película se convirtió en uno de los mayores éxitos del año. Bette Davis y Joan Crawford interpretaban a dos hermanas ancianas, antiguas actrices, que compartían piso en una mansión de Hollywood. El director Robert Aldrich dijo que ambas eran conscientes de lo importante que era esa película para sus respectivas carreras y que aunque se detestaban mutuamente, se soportaban perfectamente. Al terminar la película, hicieron comentarios en público cada una en contra de la otra, y cuando Davis fue nominada al Óscar como mejor actriz, Crawford hizo una campaña en su contra. Bárbara, la hija de Bette, hacía un pequeño papel en la película, y cuando acudieron al Festival de Cannes para promocionar la película, Bárbara conoció a Jeremy Hyman, un ejecutivo de Seven Arts Productions, con quien se casó con el permiso de Bette poco tiempo después, a la edad de 16 años.
Canción de cuna para un cadáver (1964) fue la siguiente película de Robert Aldrich, en la que quería reunir de nuevo a Bette Davis y Joan Crawford, pero esta última se hallaba enferma y fue reemplazada por Olivia de Havilland. La película tuvo un éxito considerable y renovó la atención a sus veteranos intérpretes, entre los que también estaban Joseph Cotten, Mary Astor y Agnes Moorehead.

En 1977, Bette Davis se convirtió en la primera mujer que ganó el premio a una carrera concedido por el American Film Institute y en 1979 ganó el Emmy a la mejor actriz. Escribió dos biografías: The Lonely Life en la década de los 60 y Mother Goddam en 1975. Todavía en 1978 tuvo ocasión de brillar con un trabajo elogiado, la superproducción de misterio Muerte en el Nilo, basada en el relato de Agatha Christie. En 1981 aparecería en el film de culto de terror de Disney The Watcher in the Woods de John Hough.
En aquellos años, el mundo de la música pop la homenajeó con una canción de gran éxito, Bette Davis' Eyes, interpretada por Kim Carnes (ver videoclip de la canción).
A lo largo de su extensa carrera, no solamente fue reconocido su talento con el Óscar o el Emmy, sino que ganó la Copa Volpi del festival de Venecia por Kid Galahad (1937), de Michael Curtiz y el premio a mejor actriz de Cannes por Eva al desnudo, en 1950. Cuando la industria cinematográfica parecía haberla olvidado, el Festival de San Sebastián le entregó el Premio Donostia en el año 1989. Bette Davis, emocionada, aceptó el galardón, y se mostró llena de felicidad y vitalidad durante su estancia en San Sebastián, sacando fuerzas de su frágil cuerpo. Al despedirse del Festival dijo: «Ustedes me han devuelto la vida». Fue condecorada con la medalla de la Legión de Honor francesa.
Murió el 6 de octubre de 1989 en Francia a la edad de 81 años después de librar una dura batalla contra un cáncer de mama. Acababa de recibir el Premio Donostia a su carrera en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, ciudad que abandonó en una ambulancia horas antes de morir en su residencia de París. Está enterrada en el cementerio de Los Ángeles, California. En su epitafio se puede leer: «Lo hizo del modo difícil».

http://es.wikipedia.org/wiki/Bette_Davis

Filmografía

1931 Bad sister
1931 Semilla (Seed)
1931 El puente de Waterloo
1932 Way back home
1932 La estatua vengadora
1932 Casa correcional
1932 La oculta providencia
1932 So Big
1932 The rich are always with us
1932 The dark horse
1932 Esclavos de la tierra
1932 Tres vidas de mujer
1933 Veinte mil años en Sing-Sing
1933 Los gángsters del aire
1933 Se necesita un rival
1933 Ex-Lady
1933 Los desaparecidos
1934 El altar de la moda
1934 The big shakedown
1934 Jimmy the gent
1934 Fog over Frisco
1934 Cautivo del deseo
1935 Peligrosa
1935 Barreras infranqueables
1936 El bosque petrificado
1937 Kid Galahad
1937 La mujer marcada
1938 Las Hermanas
1938 Jezabel
1939 Amarga victoria
1939 Juarez
1939 La solterona
1939 La vida privada de Elizabeth y Essex
1949 El cielo y tú
1940 La Carta
1941 La Loba
1942 La extraña pasajera
1942 El hombre que vino a cenar
1942 Como ella sola
1943 Alarma en el Rhin
1943 Vieja amistad
1944 El Señor Skeffington
1945 The Corn is green
1946 Una vida robada
1946 Decepción
1949 Más allá del bosque
1950 Eva al desnudo
1951 Another man's poison
1952 La estrella
1955 El favorito de la Reina
1956 Banquete de Bodas
1961 Un gángster para un milagro
1962 ¿Qué fue de Baby Jane?
1964 ¿Adónde fue el amor?
1964 Canción de cuna para un cadáver
1965 A merced del odio
1972 Lo scopone scientifico
1976 Pesadilla diabólica
1978 Muerte en el Nilo
1978 Los pequeños extraterrestres
1980 The Watcher in the Woods
1986 Cuando muere el verano
1987 Las Ballenas de agosto
1989 La bruja de mi madre

No hay comentarios: